Snickers

Snickers intenta volverse feminista y falla en el intento.

En un comercial más de la serie “No eres tu cuando tienes hambre” abren con la interrogante “¿Que pasa cuando los albañiles no son ellos mismos?” para después mostrar a trabajadores gritando a mujeres mensajes positivos y alentadores hacia la equidad de genero, en lugar de aquellos tan conocidos piropos y comentarios objetivando a cualquier mujer que decida pasar frente a ellos.

Entonces tu como observador no haces más que pensar “¡Juraba que iban a decir algo, pero luego dijeron completamente lo contrario y por eso esto es excelente!”

Da click en la imagen, te redireccionará al comercial.

Es gracioso, creativo, impactante y llamativo, hasta que Snickers decidió romper la burbuja al colocar al final su famoso eslogan “No eres tu cuando tienes hambre”, es ahí cuando recuerdas que todo el comercial tiene como objetivo mostrarte el cómo son los albañiles cuando NO son ellos mismos.

El director creativo falló al no suponer que entre comentarios y preguntas de gran parte de las redes sociales que hicieron viral este vídeo eran “Así que la única razón de estos hombres para tratar a las mujeres con respecto es ¿su hambre?”, es decir, “¿al comerse un snicker volverán a insultarlas con vulgares piropos y comentarios obscenos?”

La incógnita más importante es ¿cómo esta campaña, buscando confrontar el sexismo, uniéndose a esta nueva ola de publicidad dirigida a la equidad de género, logró fracasar de forma tan épica en su intento?

Si bien su viralidad permitió que fuera visto por todo el mundo (pues se trataba de sólo un comercial para el mercado australiano) deja en duda si este era el objetivo, pues solo basta con mirar en la red a los cientos de comentarios quienes dicen haber decidido alejarse y alejar a todo hombre de cualquier barra de chocolate Snickers.

Oh Snickers, pudimos ser tan buenos amigos…

Anuncios